jueves, 21 de abril de 2011

El Nazareno

El Nazareno
¿El tiempo? ¿El fútbol? Lo cierto es que anoche no pudimos disfrutar de la procesión del Nazareno acompañado de La Dolores. Pero ni el tiempo ni el fútbol impidieron que muchos melillenses nos congregáramos a las puertas de la Plaza de Toros y participáramos de una procesión un tanto peculiar. La Dolores se trasladó por los pasillos de la Plaza, acompañada de sus legionarios, hasta el Nazareno, que la esperaba cargado con su cruz en la puerta principal.

Allí se les rezó, se les cantó saetas, se les aplaudió y por supuesto se les balanceó como si estuvieran procesionando por la calle. Y todo esto acompañados de muchos melillenses y de sus cofrades de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús el Nazareno y de María Santísima de los Dolores. Como ya habíamos explicado con anterioridad, es la cofradía más antigua de la Ciudad y que tiene su sede en la Ciudad Vieja, aunque bajan sus pasos a la Plaza de Toros el Domingo de Ramos.

En esta ocasión eran 140 porteadores en el paso del Nazareno y 40 en el de la Virgen de los Dolores. Una talla con cara de niña, aunque no puede obtener una foto de la misma por la cantidad de gente que había por los pasillos.

La Dolores a centímetros del Nazareno
Fue muy emocionante cuando la Virgen y el Cristo se quedaron a escasos centímetros el uno del otro y se realizó la oración y el cante de la saeta. Y una pena que por cuatro gotitas que estaban cayendo y que al final se quedó en eso, un pequeño calabobos que ni siquiera llegó a mojar el suelo, no pudimos disfrutar de este paso. Esperemos que las que nos quedan no se fastidien también, ya que hoy jueves son 5 las procesiones que tienen que llenar las calles de Melilla.

El Nazareno

El Nazareno a las puertas de la Plaza de Toros

La Dolores se aproxima al Nazareno

El Nazareno con su cruz

1 comentario:

  1. A pesar de todo fue emocionante aunque no pudiera salir.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...