viernes, 12 de agosto de 2011

Cargado con las garrafas

Descanso rodeado de garrafas
Una imagen muy común en Melilla es la del moro cargado de garrafas vacías de agua. El que viene de fuera y lo ve por primera vez se extraña y además le resulta muy curioso. Y cuando preguntas tiene su explicación. Lo que hacen es llevarse las garrafas de 5 litros de agua vacías y cuando llegan a la frontera, en la misma gasolinera, las llenan de gasolina, que luego revenden en Marruecos en la misma carretera.

En cierta ocasión, hablando con un amigo que va a Marruecos todos los fines de semana, me comentaba que en Marruecos la gasolina está mucho más cara que en España. Allí existe una empresa que pertenece al rey Mohamed VI y que es la que marca los precios a su antojo y luego existen otro tipo de gasolineras que tienen precios más baratos. El problema o riesgo es que en estas gasolineras el precio es más bajo porque en muchas ocasiones rellenan sus tanques, no con la gasolina oficial que llega, sino con las gasolinas que son transportadas en garrafas de estraperlo. Evidentemente, si tú preguntas o cuentas esto, te lo niegan, pero la realidad es esta.

Por eso, muchos melillenses, cuando pasan a Marruecos a pasar el fin de semana, lo que hacen es cargar bien los depósitos y así no tienen que utilizar para nada la gasolina marroquí.

Por cierto, cuando pillé a este hombre con sus garrafas, pude comprobar que todavía llevaba pocas, ya que van muchísimo más cargados. Y si tienen la oportunidad de llevar coche, moto o bici, ya no os cuento la de garrafas que pueden llevarse. Que por otro lado, no sé de dónde pueden salir tantas garrafas en una ciudad como Melilla.

1 comentario:

  1. Nos cuentas unas cosas muy interesantes.Besos para M.José

    ResponderEliminar

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...