miércoles, 1 de mayo de 2013

Sinagoga Or Zaruah o Yamín Benarroch

Fachada de la Sinagoga
La principal sinagoga de Melilla se encuentra en la calle López Moreno. Su fachada es hermosísima y hay que decir que el hecho de que esté "medio escondida" en esta calle, no nos permite disfrutar de toda su belleza.

En la actualidad existen seis sinagogas en Melilla, y esta data de 1924, obra del arquitecto y padre del modernismo melillense, Enrique Nieto. "Es una buena muestra de cómo el arquitecto mezcla los elementos califales con otros nazaríes, dentro de una concepción equilibrada y elegante", señala la "Guía del modernismo Melillense.

La traducción de su nombre sería Luz santa o sagrada. Fue fruto de la iniciativa personal del mecenas Yamín Benarroch, en memoria de su padre. Es, sin duda, el templo judío de más prestancia en Melilla.

Dentro del esquema tradicional, la pared principal está orientada al Este (Jerusalén) y contiene a Aarón Hakódesh (Armario sagrado), donde se guarda y custodia el Sefer Torá (los rollos de la Torá). El púlpito está ricamente labrado en madera, en el centro de la sinagoga, ocupada casi en su totalidad por los asientos, ya que una parte de éstos están distribuidos alrededor de las paredes, nota característica de las sinagogas de las comunidades Sefardíes del Magreb.

Entrada por el callejón de Sadia
En el fondo, de cara al Arón Hakódesh, la Azará, o atrio de las mujeres, protegida por celosías y desde donde las mujeres pueden seguir el culto.

La comunidad judía de Melilla es pequeña pero con una vida muy activa. Desde hace 150 años cuida su particularidad y su inserción social sin abandonar su rica tradición judía. En la actualidad encontramos unos 1000 judíos que viven en Melilla, con dos escuelas judías, una de primaria y otra de secundaria, tres rabinos ortodoxos, jazanim, shojet, mohel y morim.

Los judíos se instalaron en Melilla después de la expulsión de España, hace más de 500 años, pero la vida comunitaria se organizó hace poco más de un siglo. La inserción en la vida política local es buena. Uno de sus dirigentes, Yamín Benarroch, fue en los años 20 vice-intendente de Melilla y una plaza lleva hoy su nombre. En la actualidad la Consejería de Cultura está dirigida por Simi Chocrón, de familia hebrea.

Interior de la Sinagoga (foto Ramón Carreño)

Interior de la Sinagoga (foto Ramón Carreño)

Subida (foto Ramón Carreño)

Interior de la Sinagoga (foto Ramón Carreño)

Interior de la Sinagoga (foto Ramón Carreño)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...