sábado, 22 de julio de 2017

Banco de España

Edificio del Banco de España
El inicio de la construcción de este emblemático edificio del banco de España data del año 1935, aunque no se finalizó hasta el año 1944, ya que estuvo parada durante un amplio período de tiempo debido a la guerra civil. En 1911 la Cámara de Comercio de Melilla solicitó el establecimiento de una sucursal en la ciudad, la cual abrió sus puertas en febrero de 1913.

El proyecto fue encargado al arquitecto D. Juan de Zavala, quien proyecta la construcción de la actual sucursal de Melilla, en un solar pentagonal de 1 131 m2 situado en la Plaza de España.

Banco de España y Casino Militar
El edificio consta de cinco plantas (una subterránea, tres plantas y azotea) y se accede a través de una elegante escalinata con un gran porche con columnas de marcado acento clásico, para llegar finalmente a un gran patio acrisolado, dotado de mobiliario realizado en maderas nobles. Los zócalos de la fachada son de piedra granítica y los cuerpos salientes de la planta principal están realizados en piedra caliza almohadillada, mientras que los restantes son de caliza abujardada. Los balcones de la fachada toman gran importancia dentro de la composición general, tanto por sus dimensiones como por su disposición. Aunque este edificio no sigue la corriente modernista de la principal avenida de la ciudad, no deja de sorprender por su suntuosidad que no desmerece a los demás edificios declarados bienes de interés cultural de la zona.

Fachada principal del Banco de España
En los pisos superiores se encontraban la casa del director y del conserje del banco, quienes residían en su interior. En la actualidad lleva unos años instalada en ella la clínica militar, quienes han habilitado algunos de los espacios como oficinas y laboratorios, temporalmente.

Balcones de la fachada
Porche de acceso
Fachada principal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...